Ir al contenido principal

¿Y si recaemos?... ¡PUES NOS LEVANTAMOS!

                                                                          Imagino que como yo, seran muchas las dudas que os surgen a la hora de realizar
cualquier actividad, de eso ya hablamos en post anteriores, pero... ¿que hacemos si por cualquier motivo volvemos a caer?

Viendolo desde el punto de vista que yo lo veo, y viendo a amig@s, operad@s y además algunas madres, desempeñar actividades cotidianas es muy normal y frecuente, aunque estes sola, que tengas recaidas.
Partimos de la base que te han abierto en canal por la espalda, vale, hasta ahí bien ¿no? ¿sabeis lo que tarda un cuerpo en recuperarse de una operación de esa envergadura?

- ¡NUNCA!

Y no es que lo diga yo, si no cualquiera que sepa en que consiste la intervencion y sea logico con ella, que si, que podemos estar estupendas y creernos que vamos a comernos el mundo con esta nueva oportunidad de vivir sin dolor, se fue el dolor si, pero NO!
Encontrar el punto medio de equilibrio entre cuerpo, dolor y mente es muy, pero que muy complicado, si haces poco ejercicio, malo; si haces mucho, malo tambien; si no lo haces, peor; e incluso llevando un balance ideal entre ejercicio y espalda, falla.

- RECAES.

Vuelve el dolor (a menor intensidad), la tirantez, la rigidez, el entumecimiento en los pies y piensas en todo lo que has pasado y ya la mente explota y te caes, vuelves a caer. Pero ¿por que en vez de caerte, no lo tomas como parte del aprendizaje que te toca hacer con tu nuevo cuerpo? por que seamos honestos, es un nuevo cuerpo, modificado direis si, pero es otro, otro al que no conoces, al que debes de adaptarde, con el que te cabreas e incluso lloras.

- Y APRENDES.

Aprendes a escucharte, a parar, a cuidarte, ¿que no puedes hacer ejercicio como hasta ahora?- baja el ritmo dice la mente- ¡ Claro que si guapi!- dice la esplada. Y sin mas reduces, 2 contra 1.
Aprendes a darte tiempo, a mimarte, a no hacer nada si no quieres, tienes la excusa perfecta, tu, tu cabeza y tu espalda. Y no, no hay que darle mas importancia a la espalda, o si, yo soy de las que le doy la importancia que se merece y es que cuando ella me dice hasta aqui, raquel llega hasta ahí, raquel aprende de las señales que le manda y para.

- Y NO ERES MENOS POR ELLO.

No eres menos precisamente por eso, nunca te permitas pensar que vales menos por una dolencia, sea la que sea, el que pasa por esto y lo supera no es precisamente para sentirse de menos, ni eres menos persona, ni eres menos valid@, sigues siendo tu pero con una modificación, para bien, si, hemos "digievolucionado" hemos resistido y hemos ganado. 
Tendran que adaptarnos cosas, trabajos o accesos pero ¿y lo bonito que es ser diferente?. Lo bonito de la diversidad no tiene palabras con la que describirse, siempre habra quien se aproveche, y creerme que los hay, pero jamas permitais que os hagan sentir de menos por que valemos lo que valemos por lo que tenemos. Y si hay que parar, se para. A dia de hoy hay miles de organizaciones, empresas y comites que luchan por una comunidad en igual de condiciones, asi que NO ERES MENOS POR UNA ADAPTACIÓN. 

- ¿Y LUEGO QUE?

Luego, todo depende de ti, aprenderas que las recaidas van a acompañarte siempre, en menos o mayor grado, por clima, por presiones o ejercitando, tarde o temprano llegan, ¿habeis oido alguna vez aquello que dicen que basta para que te operen de algo para que todas las fatigas vallan a esa zona en concreto?, pues es cierto, tus preocupaciones, tus miedos, tu estres ira dirigido a tu espalda y no sabras por que pero es asi, y hay que aprender a vivir con ello.
A si que mi consejo es que cuando empieces a sentir como tu zona lumbar se carga, pares el ritmo llames a tu fisio de confianza y descargues la zona, tambien viene muy bien realizar clases de pilates o yoga, que ademas de muscular y ayudar con la elasticidad son muy buenos ejercicios para dejar la mente y el cuerpo relajado y sin presiones.


Seguro que mas de un dia te has sentido así…

¡¡Cuent(amel)o!!

Comentarios

¿Te has perdido algo?

El cuento de cada dia.

¿No os pasa que cada vez que conocéis a alguien tenéis que contar una y otra vez por todo lo que habéis pasado por que a la gene le parece increíble que hayáis pasado por un proceso tan "malo"?, así es como me siento yo ahora mismo, pero no en plan mal, si no encanta de poder presentarme una y otra y otra vez con tal de poder dar a conocer a mas y mas gente que vivir con una dolencia de espalda aunque difícil, se puede vivir con ella. Ese es mi cuento de cada día, y seguro que el de muchos de vosotros, haya voy. Artrodesada lumbar a la altura de L5-S1 provocada por la completa  absorción del disco intervertebral, haciendo que la vertebra L5 se desplazase posterolateralmente tocando ligeramente la medula espinal a la altura del inicio dela famosa cola de caballo, madre de todas las ramificaciones que van hacia los miembros inferiores cuando sufrí un accidente laboral...¿bien no?. Seguimos...Auxiliar de enfermería por vocación, acostumbrada a desenvolverse sola en la vida y cu

L´artrodesis y el sexo.

No es que me guste hablar de mi vida sexual, ni que me guste airear lo que pasa en mi cama, pero es necesario que hablemos de lo que nos pasa cuando tenemos la espalda abierta en canal, muchos seguro que os identificareis demasiado conmigo, otros sin embargo, o no tanto, o simplemente os dará vergüenza reconocerlo, típica spanish. En pleno siglo XXI y que todavía nos asuste o nos avergüence hablar de S-E-X-O. ¿Cómo de necesario es para vosotros el sexo? Y no me refiero al romántico, me refiero al necesario, al que va en nuestros genes desde los más remotos ancestros, al alojado en nuestro cerebro reptiliano, al animal...recordemos que seguiremos siendo animales razónales. Para mi es demasiado importante, y no para procrear o que me considere alguien adicto a él, sino que está demostrado científicamente que practicar sexo con tu pareja asiduamente mejora muchas condiciones de tu salud que muchos medicamentos ni siquiera hacen. Dejar de poner excusas de qu

Contrariedad...que maldito nombre tienes.

Si buscas en el diccionario de la RAE "contrariedad" pertenece a uno de los tantos sinónimos de una palabra que os sonara mucho: Decepción. La verdad que podría haber escrito mil títulos con esta palabra pero he querido buscar la contraria a "Felicidad...que bonito nombre tienes" haciendo esas dos frases algo retorico, algo que va unido pero que a la vez se contradice. ¿Cuantos de vosotros /as no habéis sentido alguna vez una decepción que con el tiempo se ha convertido en felicidad?, sí, me refiero a exparejas, familiares, amigos /as de toda la vida, amigos /as recientes...o incluso gente que forma parte de nuestro círculo más cercano y como no, de nosotros mismos, porque si, nosotros mismos también nos decepcionamos, y a diario. ¿Cuántas veces has llorado de rabia por alguien que con el tiempo se ha convertido en el ser más minúsculo de la tierra?, y que luego te has reído a carcajadas de cómo te comportaste en ese momento ¿Porque nos da tanto mi

Para que me entiendas.